La libertad de elegir

¿Hay algo más poderoso que sentirnos libres de elegir? Elegir nuestro próximo reto profesional, nuestro siguiente objetivo en la vida, nuestras relaciones personales…, hasta elegir nuestras próximas vacaciones.

 

Hace tiempo una futura alumna de la Escuela Europa de Coaching en Bilbao, le preguntaba a un alumno a punto de finalizar el programa de certificación ¿Qué es el Coaching?, yo escuché atenta su respuesta y me pareció muy acertada, “El Coaching te enseña a elegir”

 

El Coaching nos enseña a ELEGIR: que decir, que callar, y que hacer…, viendo costes y beneficios antes de actuar. Desde el coaching aprendemos a hacernos responsables de nuestras palabras, de nuestros silencios, de nuestros actos y de nuestras omisiones. El Coaching nos hace libres.

Descubrimos que podemos elegir cambiar, o elegir seguir donde estamos, mejorar una relación o terminarla, elegir crecer o continuar en nuestra caja de confort…

 

El Coaching me ha enseñado a elegir responsabilizándome de todas mis elecciones y me ha hecho libre.

 

 

MARIO ALONSO PUIG

nos asegura, en esta charla de 40 min, que

"Las respuestas están en tus manos"

https://www.youtube.com/watch?v=UnBYmsOB2_s 

 

       (el presentador de TV3 habla en catalán pero la charla esta en castellano)

LAS CREENCIAS

 

¿Qué vínculos podemos establecer entre nuestras creencias y nuestras dificultades en la vida? ¿Cuál es su utilidad? La importancia y el peso de nuestras creencias es enorme, ya sea en la aparición y desarrollo de síntomas, en el discurso que nosotros elaboramos a diario y en nuestra vida cotidiana.

¿Cuándo se instala esta creencia como tal? ¿Cómo sucede? ¿Por qué? ¿En qué momento decidimos creer en lo que creemos?


Por ejemplo: Que el mundo es hostil, que las mujeres son peligrosas, que el vino es perjudicial para la salud, que los títulos son necesarios para ser adultos, que amar es darlo todo, o que las vacunas protegen o te ponen enfermo, la amistad es la vida, el amor te vuelve ciego, la familia siempre implica problemas, la familia esta ahí para ayudar, el trabajo es esencial para tener una identidad estable, las obligaciones te impiden disfrutar de la vida.., etc, etc, etc

 

La instalación y la puesta en marcha de una creencia son, la mayoría de las veces, inconscientes. Se imponen a nosotros como evidencias y nos cuesta trabajo comprender, o más bien no comprendemos, que no sean compartidas por otros.

Nuestras creencias determinan nuestro comportamiento, profesiones, empleo del tiempo libre, gustos y disgustos, elecciones afectivas y sentimentales, etc.
Y podemos actuar sobre nuestro sistema de creencias. En ocasiones, estas son profundas y resistentes pero no inmutables. Las creencias no son innatas, sino adquiridas, regladas a nivel social, y codificadas a nivel cultural.

 

Freud decía “El yo no es maestro en su terreno” No es el consciente del ser humano ni su razón lógica intelectual lo que lo dirige, sino más bien su vida inconsciente.
“El ser humano puede hacer lo que quiera, pero no decide lo que quiere” escribió Einstein.

Nuestras creencias deciden todo en nosotros, tanto los deseos como las repulsiones. Son activas, no conscientes y determinantes. En nuestro cerebro se produce un destello, una brisa ligera, o una bruma espesa, según pensemos que la vida es difícil, dura, que es necesario luchar y sufrir, o que estamos en el mundo para gozar y para descubrir la felicidad.

 

LA TOMA DE CONCIENCIA DE NUESTRAS CREENCIAS LIMITANTES, LA ACTUALIZACION DE ESAS EVIDENCIAS QUE NOS GOBIERNAN, CONSTITUYE UNA ETAPA ESENCIAL PARA TODO AQUEL QUE DESEA CRECER EN LIBERTAD, EN MADUREZ Y EN AUTONOMIA.

 

"Creencias y Terapia - Descodificación Biológica" Christian Fleché y Frank Olivier

Unknown Track - Unknown Artist
00:00 / 00:00
Entrevista Radio Popular
La Autoestima

 

JORGE BUCAY 

Nos habla sobre:

La Incertidumbre, el Amor, la Pareja, la Felicidad y la Muerte

https://www.youtube.com/watch?v=rCLKbxVS17U

(Entrevista en el programa "Animales Sueltos")

Vivir deprisa solo es sobrevivir


"Creo que vivir deprisa no es vivir, es sobrevivir. Nuestra cultura nos inculca el miedo a perder el tiempo, pero la paradoja es que la aceleración nos hace desperdiciar la vida.

Nos prometieron que la tecnología trabajaría por nosotros y que seríamos más felices, pero hay estadísticas que demuestran que trabajamos 200 horas mas al año que en 1970 y la insatisfacción vital y la velocidad definen nuestro tiempo.

La velocidad es una manera de no enfrentarse a lo que le pasa a tu cuerpo y a tu mente, de evitar las preguntas importantes.... Viajamos constantemente por el carril rápido, cargados de emociones, de adrenalina, de estímulos, y eso hace que no tengamos nunca el tiempo y la tranquilidad que necesitamos para reflexionar y preguntarnos qué es lo realmente importante"  (Honoré, 2010)

 

"LA CULTURA REQUIERE UN ENTORNO EN EL QUE SEA POSIBLE UNA ATENCIÓN PROFUNDA. Esta es reemplazada progresivamente por una forma de atención por completo distinta, la hiperatención" (Han, 2012)

En Mexico DF

En Mexico, ante ASECEM (Asociación de Empresarios y Ciudadanos del Estado de Mexico), con el Coach Marcelo Lehmann, felicitandoles el nuevo año 2014. Escucharon con gran interés como si trabajamos con nuestro foco puesto en el "Futuro Deseable", en lugar de enfocarnos solo al "Futuro Posible", nuestra emoción y nuestro motor son diferentes, y así podemos lograr resultados extraordinarios.

Algunos enemigos de nuestro bienestar.....

La Exigencia: Aunque la idea resulte un poco rara, "hacer las cosas bien" no siempre nos ayuda a avanzar. Cuando nos exigimos hacerlo siempre todo bien caemos en una rueda de exigencia que nos suele derivar en frustración y en un stress continuo. Solemos sentir los errores como fracasos personales, sin permitirnos las equivocaciones. Solemos confundir lo que hacemos con lo que somos de forma que si hacemos algo mal la consecuencia es "soy malo en este area" sintiendolo como un fracaso personal.

Los errores son parte natural de la vida y también oportunidades para mejorar y aprender. Sintiendolo de esta forma disminuye el miedo para intentar cosas nuevas, nos atreveremos a asumir riesgos. Este es el camino de la Excelencia.

Sin error es imposible que haya aprendizaje; si unicamente nos movemos en terrenos de dominio y control, dificilmente aprenderemos nada nuevo. Nuestra necesidad de reconocimiento social y profesional, sumada a nuestra confusión entre el "hacer" y el "ser", nos cierra infinidad de nuevas oportunidades.

 

El miedo a salir de la caja de confort: Para evitar esta dificultad lo mas necesario es creer en nosotros mismos y tener claro lo que queremos. Este video lo explica muy claramente: https://www.youtube.com/watch?v=5-EvDV0G_3w

 

Creer que las decisiones son definitivas, para siempre He conocido varios casos de personas a quién les cuesta mucho tomar decisiones y esto les lleva a no poder realizar cambios en su vida. Por supuesto a veces tenemos miedo. El miedo a equivocarnos, a arrepentirnos de lo que hemos decidido....

Las decisiones no son para siempre, mas adelante podremos tomar otras si queremos. Y tampoco existe "la decisión perfecta". La decisión que tomemos será perfecta para cada momento preciso y la necesidad actual. Será adecuada aquella que necesitemos tomar. Lo cual, no significa, que mas adelante podamos tomar otras decidiones diferentes."Me equivoqué estudiando aquella carrera" "Me equivoqué eligiendo aquella pareja" ¿Son equivocaciones? ¿O son necesidades diferentes en distintos momentos de nuestra vida? ¿No es parte de nuestro camino?

 

A veces creemos que cambiar de opinión nos hace parecer débiles ante los demás, sean pequeñas opiniones o a veces, grandes decisiones. Que nos hace parecer errados, equivocados... ¿peores? ¿menos inteligentes? ¿menos capaces?. ¿Que sentido tiene mantener una opinión o una actitud solo por parecer seguros, firmes y exitosos?

Creo que fue Sigmund Freud quien dijo "No me averguenzo de cambiar de opinión porque no me averguenzo de pensar"

 

¿Como vivimos las relaciones?

Varias frases que considero clave, en "La Lección de las Relaciones" del Libro "Lecciones de Vida"  de Elisabeth Kubler-Ross y David Kessler:

 

"Exigimos mucho de nuestras relaciones románticas: sanación, felicidad, amor, seguridad, amistad, gratificación y compañía. Que nos estabilicen y nos aporten una increible alegría" ¿Nos han educado con cuentos de hadas?

"El pensamiento fantastico es mágico, divertido y cumple su función. Pero, en exceso, nos aparta seriamente de la realidad pues renunciamos a la responsabilidad de hacernos mejores y más felices por nosotros mismos"

"La búsqueda de alguien a quien amar para sentirse completo se basa en el concepto de que no somos suficientes, sino seres incompletos incapaces de crear nuestra propia felicidad" "La verdadera búsqueda radica en poner fin a la búsqueda y completarnos a nosotros mismos"

"Seguimos modelos de relaciones que hemos visto y estudiado siendo niños. Pero podemos definir de nuevo el amor para nosotros mismos, podemos crear las relaciones que deseamos tener"

"Permanecemos en relaciones que no funcionan por dos razones: Primera, porque esperamos que cambien y, segunda, porque nos enseñaron que todas las relaciones deberían salir bien"

"Si quieres amor, ternura y afecto en tus relaciones, pero has elegido una persona que claramente no te lo puede proporcionar, es hora de elegir a otra persona. No permitas que la gente sea negligente con tu amor, tu corazón y tu ternura"

 

"Las relaciones personales nos ofrecen las mayores oportunidades para aprender lecciones en la vida, para descubrir quienes somos"

 

 

El valor de la Ternura

Si algún elemento da belleza y sentido a la vida, ése es, sin duda, la ternura. La ternura es la expresión más serena, bella y firme del amor. Es el respeto, el reconocimiento y el cariño expresado en la caricia, en el detalle sutil, en el rega­lo inesperado, en la mirada cómplice o en el abrazo entre­gado y sincero. Gracias a la ternura, las relaciones afectivas crean las raíces del vínculo, del respeto, de la consideración y del verdadero amor. Sin ternura es difícil que prospere la relación de pareja. Pero además es gracias a la ternura que nuestros hijos reciben también un sostén emocional funda­mental para su desarrollo como futuras personas

 

Decía Oscar Wilde que en el arte como en el amor es la ternura lo que da la fuerza. Mahatma Gandhi apuntaba en la misma dirección cuando decía que un co­barde es incapaz de mostrar amor. Y así es: paradójicamente, la ternura no es blan­da, sino fuerte, firme y audaz, porque se muestra sin barreras, sin miedo. Es más, no sólo la ternura puede leerse como un acto de coraje, sino también de voluntad para mantener y reforzar el vínculo de una relación. La ternura hace fuerte el amor y  enciende la chispa de la alegría en la adversidad. Gracias a ella, toda relación deviene más profunda y duradera porque su expresión no es más que un síntoma del deseo de que el otro esté bien.

 

La ternura implica, por tanto, confianza y seguridad en uno mismo. Sin ella no hay entrega. Y lo más paradójico es que su expresión no es ostentosa, ya que se manifiesta en pequeños detalles: la escucha atenta, el gesto amable, la de­mostración de interés por el otro, sin contrapartidas.

Álex Rovlra Celma

El Juego

La queja más habitual de los moribundos cuando contemplan su vida en retrospectiva es “Ojala no me hubiese tomado la vida tan en serio”. Una vida sin juego es una vida desequilibrada. El juego no es solo un pasatiempo para niños, es nuestra fuerza vital. Nos mantiene jóvenes de corazón, pone pasión en nuestro trabajo, y ayuda a que triunfen nuestras relaciones. Nos rejuvenece. Jugar es vivir la vida en plenitud. Por desgracia, damos al juego muy escasa importancia. Si bien es verdad que es útil dar prioridad al trabajo, puesto que todos debemos cuidar de nosotros mismos y de nuestra familia, esta prioridad se ha llevado demasiado lejos.

 

Un número excesivamente elevado de personas siente la desesperada necesidad de ser constantemente productivos, tener éxito y llevar a cabo muchas cosas. Esta generación sabe HACER, pero no siempre sabe SER.

 

 

Si, el éxito y el control son importantes, pero también lo es el juego. Tenemos un deseo innato de jugar, de liberarnos, de relajarnos, de aliviar nuestra tensión. El juego es nuestro gozo interior, expresado externamente. Puede consistir en reírse, cantar, bailar, nadar, pasear, saltar, correr, jugar cualquier juego u otra cosa que nos resulte divertido realizar. Es una de las primeras cosas que los niños aprenden a hacer; es natural e instintivo.

 

Cuando alguien me pregunta cómo puede permitirse dedicar un tiempo a jugar, le respondo que no puede permitirse no hacerlo. El juego añade equilibrio a nuestra vida y mejora nuestro estado mental. Tienes que alejarte de la seriedad de la vida. Hay un millón de maneras de intercalar de nuevo el juego en tu vida. Podemos volver a jugar otra vez, sea cual sea nuestra edad nuestra situación. Siempre podemos redescubrir nuestro sentido del juego porqué siempre lo llevamos dentro.

Aunque nuestros cuerpos envejezcan, podemos mantenernos jóvenes de corazón. Si seguimos jugando, seguiremos siendo jóvenes por dentro.

Lecciones de Vida (Elisabeth Kubler-Ross y David Kessler)

EN BUSCA DE LA VOCACION PROFESIONAL
http://blogs.lavanguardia.com/metamorfosis/en-busca-de-la-vocacion-profesional#

 

“Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”, Confucio

 

“¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo si pierde su alma?”, Jesús de Nazaret

 

Un interesante articulo de la Periodista y Coach Irene Orce publicado en LA VANGUARDIA

 

http://www.equiposytalento.com/noticias/2013/11/14/encuentro-con-la-sombra-un-taller-para-conectar-con-el-lado-oscuro--

 

Lo más interesante sobre este Taller "La Sombra, el lado oscuro de la naturaleza humana" es conocer cómo y porqué cada uno de nosotros va desterrando determinadas conductas y pensamientos, construyendo de esta forma su sombra personal, la cual nos acompaña toda la vida (el saco que todos arrastramos). El ser humano es más completo siendo consciente de sus cualidades desterradas.

Un niño de 3 años corriendo es una esfera completa y pletórica de energía. Pero irá reduciendo esa esfera, y esa energía, para adaptarse a lo que los adultos esperan de él y así lograr su amor.

 

Entendemos como aprendemos a construir un Ego Ideal,  desde la infancia hasta la edad madura. Y como a casi todos nosotros nos llega un momento en el que sentimos que hemos dejado partes de nosotros por el camino.

El sentir cierta desconfianza ante esas personas de “bondad extrema” frente a la autenticidad que transmiten las personas que reconocen errores, aceptan sus defectos y se relajan frente a la imperfección humana.

Y también como nos construimos según nuestro entorno buscando el amor de las personas, el respeto de la comunidad e incluso la adaptación a la cultura de nuestro país. Existiendo así una sombra personal o individual, una sombra comunitaria y una sombra nacional

 

 

 

 

 

En excelente compañía con  Isabel Santiago, Estibaliz Ajanguiz y Abene Mendizabal

 

En el Women in Business Forum, patrocionado por EL CORREO, que se celebró en el hotel Silken Domine de Bilbao, se reunieron un centenar de empresarias, emprendedoras y directivas con el fin de hablar de su experiencia profesional, de cómo habían llegado a liderar los proyectos en los que están embarcadas.

En el  y presentado por la redactora de la sección de Economía Ana Barandiaran, intervinieron brillantes mujeres de negocios.

"Hace falta toda una vida para aprender a vivir"
Séneca